Lluvia

lunes, julio 27, 2009

Aunque la lluvia es muchas veces relacionada con la tristeza, los días lluviosos siempre han sido para mí los más agradables. No encuentro mejor sensación que quedarme parado bajo el alero de alguna casa viendo como las miles de gotas van estrellándose en medio de la calle. Y después de pasada la lluvia no hay nada más tranquilo que caminar bajo un aire limpio y rodeado de ese olor a tierra húmeda. Hoy luego de meses de sequía la lluvia ha vuelto a mi cuidad, me sorprendió un poco ya que generalmente recién comienza a llover entre septiembre y agosto. Recuerdo cuando llegué a Cochabamba, hace unos 17 años más o menos (¡uh, qué viejo estoy!), la ciudad era un poco más silvestre, todavía quedaba muchos de los ríos y lagunas de la época colonial, uno podía encontrar fácilmente en su jardín ranas, caracoles, libélulas y hasta pequeñas culebras. Las lluvias entonces eran perfectas, no como ahora que si no es un chaparrón miserable que ni te moja la nuca, es una tormenta que termina inundando las calles. En esos días llovía lo suficiente para que las ranas hicieran sus criaderos de renacuajos o para que los escarabajos salieran de la tierra a sobrevolar la hierba.

Hoy en día, la ciudad ya está completamente urbanizada, los únicos animales salvajes que se pueden encontrar son las ratas que salen en las noches a husmear por los basureros. Aún así la lluvia no ha dejado de ser hermosa. De alguna forma la lluvia logra mostrar la verdadera cara de una urbe, los tonos chillones e intensos son remplazados por colores grises y tranquilos, las calles son despojadas de la gente y se descubren tal y cual son. Parecería que todo fuera renovado que cambiara. Creo que esa es la verdadera esencia de la lluvia la transformación. Una muestra de ello es el uso que se le ha dado en el cine. Están por ejemplo las películas de Almodóvar en las que la lluvia es un catalizador para que los personajes pasen de un estado a otro, como cuando el hijo de Manuela en “Todo sobre mi madre” es atropellado o cuando Alicia en “Hable con ella” queda en coma. En “The Shawshank Redemption” la lluvia sirve de purificador cuando Andy Dufresne escapa de la prisión por una cloaca mugrienta hacía la libertad. Otro ejemplo es “Rashômon” en donde la lluvia personifica la crueldad del mundo que rodea a los personajes mientras discuten el asesinato de un hombre. Y por último tenemos a “Magnolia” en que al final hay una lluvia de ranas como sinónimo del castigo y redención de los personajes y la inverosimilitud de sus hechos.

Todo demuestra que la lluvia es uno de los fenómenos más extraños que hay. Siempre he creído que un año lluvioso será un año de muchos cambios. Y al final todo cambio siempre es bueno. Para terminar os dejo la escena de una peli que denota mi adoración por la lluvia.

12 comentarios:

DCody región4 dijo...

te olvidaste de fred astair y su singing in the rain! Muy bien.
La cancioncita que te digo no la vas a encontrar en ningún lado porque era una tonada popular que se cantaba entre los niños, algo así como una nana, pero no exactamente.

Asesino_De_Leyendas dijo...

Y si brother, pero en Cochabamba no sé como será una lluviecita, pero en La Paz puede ser realmente trágico, sino habría que recordar la cantidad de muertos en el tan recordado hecho hace un par de años, o aquí en Santa Cruz, que basta un chaparrón de 30 minutos para tener que salir en balsa.

La lluvia tiene una magia innegable, por el clima, salir aquí a caminar con la corteja sin paraguas, dejar que le limpie a uno el alma.

Buen post, muy buena la imagen de la ciudad sin gente. Un abrazo

Vania B. dijo...

La lluvia es rica cuando no tienes que salir a la calle y tienes toda la tarde para prepararte un chocolate caliente y ver una peli que te haga llorar (o reír). Después, no le hallo mucho romanticismo a la lluvia, tristeza sí un cacho y como dice el asesino, en una calle empinada (como muchas de las calles paceñas) la lluvia puede ser una trampa mortal.

Un abrazote. Es lindo leerte.

Wiskani dijo...

DCody: Claro!, singing in the rain, aunque no lo mencioné coloqué el video

Asesino y Vania: Tienen razón, en la Paz la lluvia es otra cosa. Aquí si es una lluvia caudalosa y dura más de una también terminamos inundados, en especial la zona Sud.

Un abrazo a todos

Camélida Matadora dijo...

Wiskani!! Te has olvidado de: "raindrops are falling in my head"... zaz, no sé ni quién la canta, pero es muy linda!!!

Yo también amo la lluvia. Oye, Diablo una vez publicó acerca de las características que tenemos los bloggers... uhh, cómo se llama ese post? Pero bueno, creo que a la mayoría de nosotros (que premanecemos en el anonimato, o eso pretendemos), nos gustan las cosas similares, o sea, no somos el estereotipo común del jovenzuelo del siglo XXI, y eso nos hace "cool" jajaja, mentira lo de cool, pero sí como que nos "autosegmentamos" en una minoría bien especial, según mis estadísticas al azar, 1% en Bolivia y seguramente un porcentaje similar en México (asumo).

Wiskani, vives en Cochabamba. Asesino, vives en Santa Cruz y La Paz??
Diablo, en México DF igual que Adrián. Vania, Vania SCZ?

Qué pequeño es el mundo.

Lucerito dijo...

Me encanto el video y la lluvia me fascina... pero sobre todo me gusto tu post.

Asesino_De_Leyendas dijo...

Camélida: Vania (capsulita) vive en La Paz, bueno, doña cápsula sería mejor decir, el asesino es de Lpz, vive en santa Cruz, ha sido mochilero y no se sabe donde estará a fin de año, aunq las vagaciones ya están planificadas en Santiago y Viña del Mar yupiii...

No sé q tan bueno sea estar en el anonimato, por ejemplo Wiskani, no había sido tan anónimo, un amigo de mi amigo que es su conocido lo conoce ja!, pero esa es otra historia.

Pucha, ser anónimo... a estas alturas que tan anónimo puedo ser, naranjas fantas.

Camélida Matadora dijo...

Yo soy anonimeishon Asesino :p un par de veces casi caí en el no anonimato que me espanta, pero buh, en realidad en todo el mundo bloguístico, hay solamente tres personas que saben cómo me llamo, pero no me conocen, entonces lo mismo da :p

Que te vaya mal en Viña, pero que te vaya bien en Santiago. Yo vacaciones?? Unas buenas (me las merezco), pero obvio, son anónimas.

Oveja yo.

Apolo dijo...

Hermano la lluvia a compración de la nieve es más que agua cayendo a la tierra, es de la puta cuando se acerca una tormenta con rayos y truenos en donde nos hace ver como simples animalitos que se esconden del ruido, supongo en Cocha es deli la lluvia, no tanto como aqui en La Paz que es refria, imagínate si te pesca y pescas un resfriado jejejej, pero entre tanto ves los rayos y las siluetas de los edificios que parecen sacados de un peli......

La lluvia siempre viene con algo nuevo es lo inesperado, aveces anuncia tanto que ni una gota cae,....

buen post
Bye

Beto Invisible dijo...

uhhh tienes razón Cesar, la lluvia del otro día fue inesperadamente agradable, me parecía que andabamos por fines de agosto, cuando todo parece arreglarse en la vida.

Lo mejor del año ya se viene, el maldito invierno tiene que morir.

* HADA ISOL dijo...

Me encanta la lluvia,cuando comienza el olorcito a tierra mojada me dá una hermosa sensación,y desde niña cuando llueve me pongo bajo la lluvia un instante con los brazos abiertos,me dá energía,tu post es genial ,me ha gustado mucho y el video tambien! un abrazo!

leodavidjose dijo...

Me alegraste el dia, van como dos semanas q llueve por aqui, no torrencialmente afortunadamente, asi que iba maldiciendo la lluvia en este particular verano nordico, pero me hiciste recordar de tantos buenos y deliciosos momentos que pase bajo la lluvia, donde el mejor fue cuando fui aceptado por la que seria mi primera novia.